En este post te voy a contar la historia de la Torre de Londres. Este es un edificio histórico con más de 900 años que fue fortaleza, palacio real, prisión y lugar de ejecuciones.

Si querés escuchar este post podes hacerlo en el podcast:

La Torre

La Torre de Londres es un castillo histórico ubicado a orillas del río Támesis, justo al lado del Puente de la Torre. Oficialmente se llama Palacio Real y Fortaleza de su Majestad, y fue construido a finales de 1066 como parte de la conquista normanda de Inglaterra. En 1078 Guillermo el conquistador mandó a construir la Torre Blanca, un símbolo de fortaleza que perdura hasta el día de hoy.

La Torre ha sido muy importante a lo largo de la historia de Inglaterra, fue sitiada varias veces y quien tenía el control de la Torre tenía el control del país. Desde el año 1100 el castillo fue usado como prisión, aunque no fuera construido con ese propósito. Otros usos de la Torre fueron: armería, tesorería, casa de fieras, Casa Real de la Moneda, registros públicos y casa de las joyas de la Corona del Reino Unido. 

Pero no parece una torre…

torre de londres

La torre en sí es un complejo de varios edificios dentro de dos anillos de muros separados por un foso. El castillo fue ampliado en varias fases, y los cambios más importantes fueron hechos durante los reinados de Ricardo Corazón de León, Enrique II y Eduardo I, entre los siglos XII y XIII. 

En ausencia del rey, el encargado de la torre era el guardia, puesto ocupado por una persona de suma confianza en el período medieval. Recordemos que el que domina la torre domina el país, así que la persona que la cuidaba tenía en sus manos un gran responsabilidad: cuidar un lugar clave para que todo se mantuviera en orden en Inglaterra.

Una prisión VIP

Durante el reinado de la dinastía Tudor, la Torre de Londres dejó de usarse como residencia, y durante los siglos XVI y XVII tuvo su apogeo como prisión. En la torre encerraban a todo aquel que fuera una amenaza para el monarca de turno. De ahí viene la expresión “enviar a la Torre” como sinónimo de “enviar a prisión” a alguien, que muchas veces no salía vivo.

De esta forma la Torre de Londres se ganó su fama como lugar de tortura y muerte, aunque en realidad solo 8 personas fueron ejecutadas dentro de predio antes de las Guerras Mundiales. Estas ejecuciones especiales se hicieron en Tower Green (o campo de la torre), para evitar la vergüenza de esos prisioneros famosos. Las ejecuciones usualmente se hacían en Tower Hill (o Colina de la Torre), al norte del castillo, y ahí se cargaron a nada más y nada menos que 112 personas.

Reformas en la Torre

Durante la segunda mitad del siglo XX, la Casa de la Moneda y otras instituciones se trasladaron a otros lugares en Londres (o dejaron de existir), así que varios edificios de la Torre quedaron vacíos. Esto permitió restaurar el edificio y devolverlo a su apariencia original medieval, tarea encargada a los arquitectos Anthony Slavin y John Taylor. 

Los Beefeaters y sus tours

beefeater en la torre de londres

Si bien la Torre ya no es una residencia real, en la calle interna Mint Street se pueden ver las casas donde todavía viven los guardias conocidos como Beefeaters o Yeoman Warders, que combinan su trabajo como custodios de la Torre y como guías turísticos de sus visitantes. Para ser Beefeater hay que tener un mínimo de 22 años de antigüedad en las fuerzas armadas y medallas de servicio prolongado y buena conducta. Hoy en día viven 36 guardias y un jefe, y en 2007 fue elegida la primera mujer para el servicio de guardia, ella es Moira Cameron y aún continúa trabajando en la Torre.

Hacer un tour con los Beefeaters es una de las mejores experiencias que podes tener en Londres, aunque es necesario que sepas inglés para poder disfrutarla en su totalidad. Cuando fui en 2017, el guardia que nos tocó era igual al actor Derek Jacobi y su actuación como guía fue absolutamente fantástica. Las guías de los beefeaters son conocidas por la forma eufórica que tienen de contar los acontecimientos históricos que sucedieron en la Torre, y por hablar a los gritos porque no usan micrófono. Son muy simpáticos, les podes hacer preguntas, y si te toca Derek (que en realidad se llama Simon) te aseguro que te vas a divertir muchísimo.

Acá con Derek… Simon Dodd

La historia de la Torre continúa

Las Guerras Mundiales hicieron que se volviera a usar la Torre como prisión, y en ese período se ejecutaron a 12 personas acusadas de espionaje. Después de las guerras la Torre fue reparada y se abrió al público, y es hasta hoy en día una de las atracciones turísticas más importantes del país. 

La Torre se conserva gracias a la institución benéfica Historic Royal Palaces, y en 1988 fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

Presos famosos

Dentro de la Torre estuvieron presas importantes figuras de la historia de Inglaterra. En Mint Street y Water Lane, dentro del recinto, está la Bell Tower (Torre de la Campana), que es la más antigua después de la White Tower. Este edificio sirvió de alojamiento para los detenidos importantes durante la dinastía Tudor, y entre ellos estuvieron Tomás Moro y la entonces princesa Isabel. 

¿Qué hay adentro de la Torre?

El edificio conocido como la Casa de la Reina, a pocos metros del Palacio Medieval que ocupaban los reyes cuando la Torre todavía era una residencia real, es donde está la famosa Puerta de los Traidores,. Esta es una entrada de madera por donde ingresaban embarcados los prisioneros acusados de traición desde 1532. 

El Patio Interior es el centro del Palacio Medieval, y ahí están el Tower Green o Campo de la Torre donde se hicieron las 8 ejecuciones que te conté antes. También está la temible Bloody Tower o Torre Sangrienta, construida en 1220. Entre los personajes históricos que pasaron ahí sus últimos días están Ana Bolena y Catalina Howard, dos de las 6 esposas del rey Enrique VIII (rey del que te hablo en profundidad en este post). También se dice que fue ahí donde Ricardo III asesinó a sus sobrinos, Eduardo V de 13 años y su hermano Ricardo de 9, una leyenda conocida como “los príncipes de la Torre.”

Si ellos se van, cae la monarquía

Pero en la Torre los residentes más importantes son los cuervos. Hay 7 y, según se dice, el día que se vayan de la Torre el reino caerá. Para evitar el desastre, a los cuervos se los cuida como oro. Tienen un guardia especial que se encarga de ellos y cada uno tiene una jaula individual. Todos están identificados y creo que se los cuida mejor que a la reina. Los cuervos actuales se llaman Jubilee, Harris, Gripp, Rocky, Erin, Poppy y Merlina, y podes visitarlos la próxima que vayas a Londres, eso sí: no les des de comer.

Casa de Fieras

Siguiendo con la fauna animal, al principio del episodio te conté que uno de los usos de la Torre fue como casa de fieras. Esto es porque este edificio contaba con una vasta colección de animales exóticos, originada en 1125 por el rey Enrique I y seguida hasta el siglo XIX en que los animales fueron retirados de la Torre y trasladados al Zoológico de Regent’s Park.

Los animales tenía varias funciones: controlar a la población porque causaban temor y permitían que fuera más difícil para cualquiera intentar ingresar a la Torre. Tenían una función diplomática: los embajadores de las distintas familias reales solían regalar animales exóticos a los reyes, y eran una atracción para los nobles de la época, porque les permitían ver animales exóticos y se dice que en 1251 hubo hasta un oso polar. Los encargados de cuidar a los animales eran los Beefeaters, pero hoy solo quedó el cuidador de los cuervos.

Hoy en día de ellos solo quedan piezas de arte.

Las joyas de la corona

Las joyas se guardan en la Martin Tower y en la Wakefield Tower, y las piezas se utilizan para la coronación de los reyes hasta el día de hoy. Gran parte de la colección de joyas data de la restauración de la monarquía en 1660 con el rey Carlos II, porque las anteriores fueron destruidas en 1649. Esto pasó porque el general parlamentario Oliver Cromwell mandó a que “se derrita el oro y la plata y que se vendan las piedras para beneficio de la Commonwealth”.

Algunas de las piezas que se hicieron para la coronación de Carlos II, como el cetro y el orbe, se usaron en todas las coronaciones posteriores, incluso en la de la reina Isabel II. 

Los príncipes de la Torre

¿Te acordas que te mencioné la leyenda de los príncipes de la Torre? Bueno, te voy a contar un poco más de eso porque es una historia fascinante.

Durante la Guerra de las Rosas, la casa Lancaster y la Casa de York estaban enfrentadas para ganarse el trono inglés. Si viste Game of Thrones, es eso pero sin dragones ni white walkers

En abril de 1483 murió Eduardo IV, el primer rey de la casa York. Tenía dos hijos varones, Eduardo y Ricardo, que todavía eran muy chicos. El mayor, Eduardo, lo sucedió como Eduardo V, pero como tenía 13 años su tío, Ricardo duque de Gloucester, fue nombrado Lord Protector para reinar por él hasta que tuviera la mayoría de edad. 

¿Pero qué fue lo que pasó?

Pasaron varias cosas que dan para un episodio completo, pero básicamente Ricardo se quería quedar con el trono de Inglaterra y para eso era necesario deshacerse de sus sobrinos. Para eso, que denunció que los chicos eran bastardos del antiguo rey y los hizo encerrar en la Torre de Londres. Según Ricardo, su hermano, el antiguo rey Eduardo IV, había estado casado con una mujer llamada Leonor Talbot antes de casarse con Isabel Woodville, la madre de los príncipes. Eso lo ayudó a sacarse a los niños de encima y ascender él al trono como Ricardo III.

Los príncipes, que fueron encerrados en abril de 1483 en la Torre, nunca más volvieron a ser vistos. Nadie los podía visitar, ni siquiera su madre. Al cabo de unas semanas de su reclusión se desvanecieron y nunca se supo más nada de ellos. Según cuentan Tomás Moro en su libro “Historia de Ricardo III” y William Shakespeare en su obra “Ricardo III”, fue el rey quien mandó a matar a sus sobrinos. La leyenda dice que Ricardo mandó a unos hombres para que asfixiaran a los príncipes con una almohada mientras dormían, pero nunca se pudo comprobar nada así que esto debería formar parte del programa “Misterios sin resolver”.

Espero haberte picado con la curiosidad para elegir a la Torre de Londres como destino en tu próxima visita a la ciudad, y por las dudas: cuidado con la cabeza.

Y recorda que si te gusta lo que hago, podes invitarme un cafecito:

Invitame un café en cafecito.app
Con tu aporte puedo seguir creando contenido para que conozcas más sobre Londres 😉

 

¿Te quedaste con ganas de más?

Suscribite al blog para recibir más info sobre Londres directo en tu casilla de correo.



4 respuestas a “La Torre de Londres”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *