En este post te voy a hablar sobre la princesa Diana, mejor conocida como Lady Di o la princesa del pueblo, con motivo del próximo aniversario de su fallecimiento. 

Podes escuchar el episodio de este post acá:

Los primeros pasos

Diana fue la cuarta hija del VIII conde de Spencer, John, y su esposa Frances, y nació un 1 de junio de 1961 en Sandringham House, donde pasó su infancia. Si bien todos conocemos la historia de su casamiento con el príncipe Carlos como un cuento de hadas, la realidad es que ella era de familia aristocrática y no estaba tan lejos de su imaginario un posible casamiento real. 

Lady Diana Spencer ages 3 years old at Park House, Sandringham, Norfolk. (Photo by PA Images via Getty Images)

El cuento de hadas

Lady Di se casó con el príncipe Carlos el 29 de julio de 1981 en la Catedral de San Pablo en Londres, y fue una boda histórica que tuvo lugar en la catedral en vez de en la Abadía de Westminster por la cantidad de invitados a la ceremonia. Además, fue vista por más de 750 millones de personas alrededor del mundo gracias a su transmisión televisiva. 

Junto a Carlos tuvieron 2 hijos, William y Harry, así que aseguraron la continuidad de la casa de Windsor con un hijo heredero y otro de repuesto (en inglés suena mejor “the heir and the spare”). Pero no todo fue felicidad en la vida de los príncipes de Gales, es más, creo que fueron pocos los momentos felices en la vida de ambos como pareja. 

Su rol como princesa

Como miembro senior de la familia real británica y esposa del futuro rey del Reino Unido, Diana cumplió funciones reales y representó a la reina en giras mundiales junto a su esposo y en solitario. Tuvo una importante labor humanitaria y su apoyo fue clave para la Prohibición de las Minas Antipersona y el tratamiento de los enfermos de SIDA, entre tantas otras obras benéficas que marcaron su vida pública.

Y así como los medios destacaban su trabajo como miembro de la familia real, también la perseguían por todos lados porque tener una foto de Diana era garantía de ventas en cualquier medio en el que se publicara. El lado B de esto es que ella, consciente de este tratamiento, también usaba a los medios en favor de sus propias causas personales.

El mito

Diana es una figura que aún hoy, a 23 años de su muerte, genera pasiones. Beatificada por muchos, crucificada por otros, tanto ella como Carlos fueron víctimas de la institución a la que pertenecían, y se hicieron mucho daño mutuamente. Acá podes coincidir conmigo o no, pero lo cierto es que Diana es mucho más compleja de analizar y no sería justo considerarla la única víctima de las circunstancias. 

Antes de la familia real

Diana nunca fue buena en el colegio, amaba el ballet y se destacaba en natación y piano. El divorcio de sus padres a los 7 años la marcaron para siempre y tuvo una infancia poco feliz, algo que la afectaría incluso en su vida adulta al formar su propia familia.

Cuando salió del colegio trabajó como asistente de maestra jardinera en la Young England School, y estuvo ahí hasta que se casó con Carlos. Desde el momento en el que empezaron los rumores de romance entre el príncipe heredero y la joven Spencer, Diana pasó al primer plano para la prensa británica, siendo foco de fotógrafos de todo el mundo, algo que aumentó más cuando oficializaron el compromiso.

No todo lo que brilla es oro

Con todo el antecedente familiar está más que claro que ella soñaba otro destino para su propia vida, pero como te decía antes, creo que en el matrimonio los dos fueron víctimas. Carlos nunca debió casarse con ella, y ella al saber que él no la amaba pudo haber dicho que no y no lo hizo.

Nadie es un santo, ni siquiera ella. Y no digo que no haya sufrido, pero a la prensa la usó tanto como ellos a ella, y Diana supo ser estratega para avisar qué hacía y dónde estaba, porque según dicen fuentes del palacio: «cuando necesitaba atención avisaba a la prensa qué iba a hacer para salir al otro día en todos lados».

El poder de la imagen

Diana sabía que tenía un poder: su foto era una mina de oro. Toda su vida llamaba la atención, y si Lady Di estaba en la portada de tu revista era un éxito seguro y ella lo sabía perfectamente. Diana usaba ese poder en su beneficio, es más, hasta usó a la prensa para dejar en evidencia la infidelidad y el destrato de su entonces marido. 

Lo que quiero decir es que no todo es blanco o negro, hay grises. Está muy instaurada la versión endulzada de su vida, pero cuando empezas a entender un poco más a la mujer detrás del mito te das cuenta de que sí, sufrió, pero no fue la única y tampoco fue completamente una víctima.

La mujer detrás de la princesa

El personaje Diana y la mujer que lo actuaba muchas veces eran dos personas completamente distintas. Diana era depresiva y en una entrevista en 1995 admitió públicamente que sufría de bulimia y practicaba autolesiones, en parte por todo el problema familiar y en parte por el acoso constante por parte de fotógrafos, paparazzis y periodistas.

También dejó en claro que no tenía apoyo de la familia real, admitió infidelidades propias y contó que su esposo le era infiel con su antiguo amor, Camilla Parker-Bowles, casi desde el comienzo de su matrimonio. 

El final del cuento

Diana y Carlos se separaron de hecho en 1992 y se divorciaron en 1996, por lo que Diana perdió el tratamiento de Alteza Real pero conservó su título de Princesa de Gales por ser la madre del futuro rey. Corrió mucha agua bajo el puente, se dijeron muchas cosas sobre la relación entre Carlos y Diana, pero algo que nunca se negoció fue la crianza de sus hijos.

El legado de Diana en sus hijos

William y Harry tuvieron una educación de privilegio dada su posición, pero además recibieron de su madre valores humanistas que los acercaron mucho más a la realidad. Diana quiso asegurarse de que sus hijos tuvieran una infancia como cualquier persona normal, así que los llevó a parques temáticos, comieron comida rápida y también los llevó a sus labores humanitarias, para que los chicos conocieran de primera mano cómo era la situación de personas sin recursos y con realidades muy distintas a la suya. 

En este sentido, el principal legado de Diana fue formar dos hombres con valores íntegros que los ayudaron a bajar a tierra y estar mucho más involucrados en la realidad de sus súbditos. Los príncipes forman parte de la nueva generación de la familia real, una generación mucho más cercana, más afable, menos acartonada y más consciente de lo que hay más allá de las puertas del palacio.

Si bien se siguen manteniendo las tradiciones reales, porque eso es lo que hace única a la realeza, William y Harry son la nueva cara de una familia que pasó por todo y busca mantenerse.

Goodbye England’s Rose

Lamentablemente, la figura materna de Diana tuvo un abrupto final el 31 de agosto de 1997 en París, a causa de un accidente automovilístico que le costó la vida. Tanto ella como su novio, Dodi Al-Fayed, y el conductor del vehículo estaban sin el cinturón de seguridad puesto, por lo que el accidente fue fatal para ellos. El único sobreviviente fue el guardaespaldas de Dodi que, casualmente, era el único que tenía el cinturón puesto.

 

Este tráfico fue una conmoción total para el mundo, principalmente para los habitantes del Reino Unido que amaban a su princesa. En un discurso ni bien se supo la noticia, el primer ministro Tony Blair acuñó el término “princesa del pueblo” para referirse a Diana, y así es como se la conoce desde ese día.

Qué pasó en la familia real mientras tanto

El príncipe Carlos, al enterarse, voló inmediatamente a París. Después de todo lo que había pasado, él tenía muy en claro algo: Diana era la madre de sus hijos, la madre del futuro rey, y merecía el tratamiento adecuado. Quizás no haya sido el mejor marido en vida, pero sin dudas se comportó a la altura al momento de su muerte. 

La reina, mientras tanto, estaba junto al duque de Edimburgo cuidando a sus nietos en el Castillo de Balmoral. Su principal preocupación era proteger a los chicos, que ante todo habían perdido nada más y nada menos que a su madre. Pero esta ausencia no fue bien recibida por el pueblo británico, que esperaba una reacción de su reina ante semejante catástrofe. 

Un funeral único para una persona única

 

El problema no solo fue ese, sino también la forma en la que se llevaría a cabo el funeral de Diana. Inicialmente la familia real se negó a concederle un funeral de Estado, porque este tipo de ceremonias está reservada para miembros de la familia real con rango de majestad o gobernantes nacionales de relevancia. Por otra parte, existe un Funeral Real que está reservado a miembros de la casa real con tratamiento de Alteza Real, algo que Diana ya no tenía al momento de su muerte.

Así las cosas, y dado que Diana era una princesa del Reino Unido madre del segundo y tercero en la línea de sucesión al trono, se llevó a cabo un “funeral único para una persona única”. El cuerpo de Diana llegó a Londres el 2 de septiembre de 1997 y fue trasladado a la Capilla Real en el palacio de St. James, residencia oficial del príncipe de Gales, donde se habilitaron cuatro libros para que todos los visitantes pudieran dejar sus condolencias. Al mismo tiempo, las puertas del Palacio de Buckingham se vieron repletas de flores en honor a la princesa, flores dejadas por ciudadanos comunes que lloraban la pérdida de su más importante figura.

El último adiós

El sábado 6 de septiembre fue la fecha oficial del funeral de Estado, y ese día se decretó luto nacional y las banderas de todo el Reino Unido se pusieron a media asta. El féretro estuvo cerrado en todo momento, incluso en la capilla, y estaba cubierto con el estandarte real y coronas de flores depositadas por sus hijos. 

Se trasladó el cuerpo de Diana en una procesión sobre un carruaje arrastrado por cuatro caballos negros hasta la Abadía de Westminster, y aún se conserva en las retinas de todos los que vieron la ceremonia la triste imagen de los príncipes William y Harry caminando detrás del féretro de su madre. También iban el duque de Edimburgo, el príncipe de Gales y el Conde de Spencer, hermano de la princesa. 

En el funeral estuvieron presentes miembros de la nobleza, la política, personalidades humanitarias y artistas. El cantante e íntimo amigo de Diana, Elton John, interpretó la canción “Goodbye England’s Rose”, una nueva versión de su conocida “Candle in the Wind”.

Luego del funeral, el féretro se trasladó hasta Althorp House, la mansión en la que se crió Diana. Su cuerpo fue inhumado en una ceremonia estrictamente familiar. Los restos de la princesa están en una isla artificial en los jardines de la casa, y tiene un monumento conmemorativo en forma de templo con dos lápidas de mármol, aunque no está claro en qué lugar exacto fue enterrada.

Diana eterna

Diana fue un ícono de estilo y toda la ropa que usaba era tendencia. Algo parecido sucede hoy en día con Kate, la esposa de William, aunque sin dudas lo de Diana fue un caso sin precedentes.

Luego de los casamientos de William y Harry, sus esposas han sido fuertemente comparadas con Diana, ya sea por la elección de sus atuendos como por su comportamiento dentro de la familia real. Kate es la esposa del futuro rey, y por tanto desde el momento en que formalizó su relación con William fue foco del escrutinio público, pero a diferencia de Diana ella supo mantener la distancia y manejar la situación, algo que incluso Meghan no pudo soportar.

Fuente

Ya habrá espacio para profundizar al respecto, pero para terminar el episodio de hoy quiero decir que Diana hasta el día de hoy es una figura muy importante. Su llegada a la familia real dejó un legado que perdura en sus hijos, y su aporte más significativo fue haberles dado una buena cuota de realidad, haciéndoles ver que más allá de sus privilegios hay personas que no han sido tan favorecidas en la lotería de la vida, y que es su responsabilidad como miembros de la realeza estar al tanto y hacer todo lo posible para contribuir a mejorar sus vidas.

Muchas gracias por llegar hasta acá. Acordate que podes ver todos los posteos anteriores acá, donde ya publiqué la historia del subte, de la Torre de Londres, ¡y mucho más!

Si te gusta lo que hago podes colaborar conmigo invitándome un cafecito, me ayudarías muchísimo a poder seguir creando contenido de calidad para vos 🙂

Invitame un café en cafecito.app
Si querés colaborar, hace click

¿Te quedaste con ganas de más?

Suscribite al blog para recibir más info sobre Londres directo en tu casilla de correo.



Una respuesta a “Lady Di: la princesa del pueblo”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *